¿Problemas de mal olor en las tuberías?

Cuando surjan problemas de hedores en las cañerías, hay que actuar con método contundentes pero que no supongan un daño para las instalaciones. A veces basta con utilizar métodos suaves y naturales, como es el caso de los posos de café. Si tiene problemas de mal olor en las tuberías, uno de los medios para deshacerse del hedor es echar posos de café periódicamente a través del sumidero de la instalación que huela mal. Los posos de café, bien prensados una vez son sacados de la cafetera, pueden ponerse encima del sumidero y así cuando caiga el agua corriente, filtrará parte de ellos hacia el interior de las tuberías.

Los profesionales le aconsejan utilizan la técnica del vinagre y la levadura en el caso de que los posos de café no sean suficientemente solventes. Para llevar a cabo la mencionada técnica, deberemos preparar medio vaso de levadura química, otro medio vaso de vinagre y unos 3 l de agua caliente con sal. La levadura tendrá que ser química, y se echará en el sumidero de la instalación a tratar, aunque el sumidero deberá estar bien seco.

Tras dejar caer la levadura química, se echará medio vaso de vinagre, lo que propiciará una efervescencia de gran valor para los fines que buscamos: la degradación y disolución de la suciedad que provoca los malos olores en las tuberías. Dicha efervescencia habrá de permanecer durante un tiempo lo bastante extenso como para causar efecto, un tiempo que no será inferior a un cuarto de hora. Es importante tener paciencia antes de ultimar la tarea echando el agua caliente con sal, que acabará por llevarse los restos hacia las redes de saneamiento general.

Recuerde que el mejor modo de prevenir malos olores en las tuberías, es no echar ninguna sustancia ni residuo que no se degrade y pueda quedar pegado en las paredes internas de la cañería o desagüe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE